Un niño de 11 años quedó internado en el Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil (HIEMI) por quemaduras sufridas por uso de un producto de pirotecnia.

El hecho sucedió en horas de la tarde y luego de una celebración de Año Nuevo en la que, a diferencia de años anteriores, en la guardia del establecimiento no se había atendido ningún caso de este tipo.

El menor llegó acompañado por familiares, que no terminaron de explicar con mayor precisión qué tipo de artefacto fue el que, una vez encendido, le provocó las lesiones que son de relevancia, según confiaron fuentes médicas del establecimiento. Se cree que fue una bengala pero también se hizo referencia a que el producto provocaba explosiones.

Explicaron también que se le practicaron por guardia las primeras curaciones a efectos de limpiar las heridas provocadas y evitar cualquier tipo de riesgo de infección.

Desde el propio HIEMI confirmaron a Ahora Mar del Plata que por la gravedad de las lesiones advertidas tendrán que derivar al paciente a una consulta con un cirujano plástico, dado que deberán reconstruir parte del tejido dañado.

Comentá y expresate