En carta dirigida al organismo nacional que tiene específica incumbencia en la cuestión, desde la Red de Personas con VIH/SIDA en Mar del Plata denunciaron la situación de un paciente que permaneció 33 horas en una camilla de la guardia del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde debe someterse a una cirugía.

“Luego de reiterados reclamos en dirección del hospital logramos, que lo trasladen a una habitación(Piso 3 Cama 306), donde está a la espera de ser intervenido de un quiste de agua”, advierte la presidenta de la entidad, Estela Carrizo.

"Luego de reiterados reclamos en dirección del hospital logramos, que lo trasladen a una habitación(Piso 3 Cama 306), donde está a la espera de ser intervenido de un quiste de agua"

La nota está dirigida al doctor Fabio Núñez, responsable del área de DDHH de la Dirección Nacional de SIDA y cuenta lo que está padeciendo Juan Carlos Gentille, internado de urgencia en el HIGA el pasado jueves 26 de septiembre.

Esas 33 horas que lo mantuvieron en un pasillo, sin certeza de traslado a quirófano, dicen que los vivió “infectado, con permanente fiebre y un lento desmejoramiento no solo físico sino también mental ya que ha sido preparado en varias oportunidades para ser intervenido y luego lo suspenden”.

"Su estado es delicado, paciente de más de 20 años de infección por VIH", describe Carrizo

“Los cirujanos nos informan que no lo pueden operar hasta que no allá una cama disponible en terapia intensiva”, explicó Carrizo al funcionario, y le advierten que los propios médicos les pidieron que “hagan presión” para conseguir este derecho. “Su estado es delicado, paciente de más de 20 años de infección por VIH”, describe.

Desde la Red de Pacientes con HIV/SIDA se solicita a las autoridades “una pronta intervención que restituya derechos” al paciente, para que pronto pueda recuperarse de la situación que afronta en un contexto más que difícil.

Comentá y expresate