Un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA) mató en un tiroteo a uno de los cinco delincuentes que intentaron robarle el auto en el que se desplazaba junto a su hijo de 7 años,en el partido bonaerense de Quilmes, informaron hoy fuentes judiciales.

El hecho ocurrió anoche, cerca de las 22.30, en calles 849 y 895, de la localidad de San Francisco Solano, en dicho partido del sur del conurbano, cuando el policía, que se encontraba vestido de civil y franco de servicio, salía de su domicilio.

Según las fuentes, en esas circunstancias cinco delincuentes armados que se movilizaban en un auto interceptaron al efectivo para robarle su auto, en el que se encontraba el pequeño hijo del conductor.

Ante esa situación, el policía se resistió con su pistola reglamentaria, por lo que se originó un tiroteo en el que su auto recibió al menos nueve impactos de bala, a pesar de lo cual, él y su hijo resultaron ilesos, dijeron los informantes.

Las fuentes señalaron que el enfrentamiento terminó cuando uno de los delincuentes resultó baleado por el efectivo y cayó muerto en el lugar, y los otros cuatro escaparon en el mismo auto en el que se movilizaban.

En la escena del crimen, los pesquisas de la policía bonaerense secuestraron una pistola 9 milímetros marca Browning en poder del delincuente muerto, quien era mayor de edad, añadieron los voceros. En tanto, hoy continuaban las diligencias en procura de localizar al resto de la banda.

El hecho es investigado por el fiscal Martín Conde, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial Quilmes, quien consideró, en principio, que el policía actuó en su legítima defensa.

Comentá y expresate