Una chica de 15 años murió electrocutada. Fue después de que su celular, que estaba enchufado cargándose, cayó a la bañadera en la que estaba tomando un baño de inmersión.

Ocurrió el domingo en Marsella, Francia, Según informó el portal francés Bleu, Tiffen estaba usando el teléfono mientras estaba en el agua, conectado a la corriente eléctrica.

Por accidente el dispositivo cayó a la bañadera, sobre el pecho de la nena. Al estar enchufado, electrocutó a la joven, que fue llevada al hospital de La Timone con un paro cardiorrespiratorio.

Aunque fue atendida rápidamente, los médicos no pudieron hacer nada para salvarla.

"Sabemos que no debemos cargar nuestro teléfono mientras nos bañamos", declaró un amigo de la víctima. "Pero toda nuestra vida está en el celular, en las redes sociales. No se puede vivir sin él, incluso en el baño", concluyó.

Este es el segundo caso parecido que sucede en Francia en un lapso de dos meses. Según Bleu, a mediados de diciembre una nena de 10 años murió de la misma forma: su celular cayó al agua, mientras ella se bañaba, y estaba conectado a la red eléctrica.

Camélia agarró el teléfono todavía enchufado, mientras estaba en el agua. La autopsia fue concluyente: la causa de muerte fue electrocución.

En Francia informaron que, además del riesgo de los celulares, muchos jóvenes también llevan sus computadoras al baño, lo que también puede ser un riesgo si entra en contacto con el agua.

Comentá y expresate