Una amiga de Nahir Galarza, quien está siendo juzgada por el crimen de su ex novio Fernando Pastorizzo, ocurrido en diciembre último en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, aseguró en su declaración que la víctima no era un joven "violento" y que sólo en una ocasión se enteró que había golpeado a la imputada.

El jueves fue la primera testigo en declarar en la tercera audiencia del juicio oral en el que Galarza está acusada de "homicidio doblemente calificado" por la "relación de pareja" con Pastorizzo y el "uso de arma de fuego", delito por el cual podría ser condenada a prisión perpetua. Martínez, de 19 años, fue compañera de la escuela secundaria de la imputada y del grupo con quien salía los fines de semana.

En su declaración ante el Tribunal Oral de Gualeguaychú, Martínez brindó detalles íntimos de la chica que fue su amiga hasta que la detuvieron por el asesinato de su ex novio. La testigo confesó que le había pegado “una piña” a la víctima en el boliche “Bikini” en diciembre, pero aseguró no haberlo agredido ella también.

Luego, la defensa le preguntó cuestiones vinculadas a la relación que mantenía con Pastorizzo. Fue entonces cuando sorprendió al precisar que la acusada se veía al mismo tiempo con otros jóvenes, incluso con un amigo de la víctima del cual dijo no saber su nombre.

También mencionó que mantuvo encuentros sexuales con un profesor con el que cursó el último año la carrera de Abogacía. Incluso reveló que Galarza tuvo un atraso en su periodo menstrual por una relación con un joven de nombre Joaquín y que tres meses antes del crimen había iniciado una relación con otro joven de nombre Rafael.

Según informó el sitio El Día, la defensa busca restarle importancia a la relación de pareja que Galarza mantenía con Pastorizzo para derribar el agravante de la imputación y, de ese modo, lograr una reducción en la futura condena.

Comentá y expresate