La Policía de Tailandia investiga la muerte de Rocío Leticia Gomez, una turista argentina de 39 años que murió tras perderse durante su "bautismo" de buceo. Así se llama a la primera vez que se bucea en el mar. Fue en la isla Kho Tao, un popular destino del sur del país. Sus allegados hablan de "negligencia" y pidieron ayuda a la embajada argentina para que se esclarezcan los motivos de la muerte.

En tanto, la escuela de buceo Pura Vida Koh, con varias sedes en distintas islas de Tailandia, emitió un extenso comunicado en Facebook en el que alega que "se cumplieron todos los estándares de seguridad y profesionalidad" y defienden al instructor, el argentino Nahuel Oscar, que está en el foco de la acusación.

Phiyapong Boonkaew, jefe de la Policía de Koh Tao, indicó que están investigando qué ocurrió el 17 de diciembre, cuando Rocío participaba en su primer día de instrucción de buceo. Según Pura Vida, la víctima se extravió en una inmersiónjunto con otro principiante, una buceadora con experiencia y el instructor.

Fue otro buceador quien encontró a la argentina, a unos 6 metros de profundidad y sin el regulador para respirar en la boca. Tras emergerla, le realizaron los primeros auxilios en el barco con ayuda de dos alumnos que casualmente eran médicos.

argentina.jpg

Rocío fue trasladada primero al hospital de la isla de Samui, cercana a Koh Tao, y luego a Bangkok, donde falleció cuatro días después, el 21 de diciembre. Su padre autorizó desde Buenos Aires que sus restos sean cremados y esparcidos en el mar, algo que ocurrió el 28 de diciembre.

Cancillería argentina fue la encargada de hacer el llamado oficial al padre con el aviso de la muerte. Pero tanto él como el hermano de Rocío "no quieren que se lleve a cabo ninguna investigación". Algo muy diferente a lo que denuncian sus amigos, que apuntan a la negligencia del instructor y están al frente de la búsqueda de Justicia por su muerte, motorizando la investigación en el país asiático.

"Se cumplieron todos los estándares de seguridad y profesionalidad y los testigos exculpan al instructor del suceso", indicó Pura Vida en Facebook. La escuela de buceo refirió que recibió premios a la calidad y que por sus clases pasaron más de 50.000 buceadores en los últimos 7 años.

Según el blog viajarsinrumbo.com, que se hizo eco de la noticia, Koh Tao es un destino de buceo low cost.

"Para poner un ejemplo, donde en España un bautizo costaría unos 65 euros (con alquiler de equipo, guía y transporte al punto de inmersión en barco) en Koh Tao puedes hacerlo por unos 40 y a la vez disfrutando de los fondos llenos de vida y color de la isla. El problema es que la gran afluencia de gente hace que controlar a cientos de buceadores en un mismo lugar de inmersión se convierta en una tarea muy complicada. Para colmo, en Asia el seguro de buceo no es obligatorio", detallan.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate