Los trabajadores impositivos continúan en estado de alerta. En ese marco la semana pasada hubo asambleas en las agencias de Mar del Plata. La medida se repetirá este martes, desde las 11.30, en todo el país. Desde la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos se transmitió un mensaje claro: “No vamos a resignar ninguna de nuestras conquistas que nos han llevado a ser los mejores convencionados de la Administración Pública Nacional, legítimamente conseguidas a través de la lucha de los sesenta años de nuestro gremio”.

En Mar del Plata se resentirá la atención al público a raíz de la asamblea que se realizará este martes desde las 11.30 hasta las 14.

Asimismo, a través de un comunicado de prensa, el sindicato que en esta sección encabeza Fernando Robert, informó que “luego de más de dos meses de gestión al frente de la AFIP, Leandro Cuccioli recibió en forma oficial al Secretario General de la AEFIP, Guillermo Imbrogno”.

Indicaron que “lejos de ser un encuentro cordial y ameno, el resultado fue la exteriorización por parte del Administrador Federal de su misión principal en estos 100 días que pidió para que se evalúe su intervención: El ajuste de nuestros salarios como solución a los desatinos que desde la conducción económica nacional se vienen produciendo”.

Explicaron desde AEFIP que “a la negativa a tratar la pauta salarial para la Administración Pública, se suma la intención de poner topes, congelamientos e incluso disminución del coeficiente de apropiación de nuestra Cuenta de Jerarquización, la que ya viene siendo unilateralmente modificada a la baja, con el dictado de la Disposición 50/18”.

Contaron que el pasado viernes, en la reunión correspondiente al Procedimiento de Prevención y Solución de Conflictos, las autoridades de AFIP ratificaron en un acta la posición oficial de no dar incremento salarial alguno para el corriente año, y a su vez expusieron el plan de reducir los salarios vía “Cuenta de Jerarquización”, un incentivo por recaudación que tienen los trabajadores del organismo desde hace décadas y que es práctica normal y habitual en un gran número de administraciones tributarias del mundo.

Por parte de la representación gremial, se rechazó cualquier metodología de congelamiento salarial y se reclamó una recomposición en los ingresos de los trabajadores. “La AFIP es un ente autárquico que actualmente cuenta con un presupuesto equilibrado, el intento de generar un conflicto con los trabajadores que tienen a su cargo la generación de los 95% de los recursos del Estado, resulta inentendible por parte del Administrador Federal. Si lo que se busca es desmantelar el Organismo recaudador más importante del país, realizaremos todas las medidas necesarias para evitar la destrucción de la AFIP”, manifestaron los dirigentes gremiales. Por último, dijeron: "Tampoco vamos a resignar ninguna de nuestras conquistas que nos han llevado a ser los mejores convencionados de la Administración Pública Nacional, legítimamente conseguidas a través de la lucha de los sesenta años de nuestro gremio".

Comentá y expresate