Una beba de dos años murió en la ciudad santafesina de Rosario luego de quemarse con el agua caliente de una pava eléctrica, informaron fuentes judiciales al indicar que se investiga si se trata de un accidente doméstico.

La menor de edad falleció en la noche del miércoles en el hospital de niños de Rosario, donde permanecía internada en terapia intensiva desde el viernes pasado con graves quemaduras en su cuerpo.

El hecho ocurrió en una vivienda situada en la calle Centeno al 6200 de Rosario, cuando la madre de la niña, una adolescente de 17 años, puso a calentar agua en una pava eléctrica que al parecer pordescuido cayó sobre su hija, que fue trasladada de inmediato al centro médico.

Fuentes judiciales y de la Secretaría de la Niñez informaron a Télam que en principio se investiga un accidente doméstico

Comentá y expresate