Una bebé de 1 año falleció tras ser internada por un cuadro de bronquitis en el hospital Materno Infantil de en González Catán. Sin embargo, al practicarle una autopsia al cuerpo determinaron que la menor había sido violada. Ahora la justicia de La Matanza intenta establecer quién fue el autor del aberrante hecho y dónde ocurrió.

Milagros Abigal, de apenas 1 año y 20 días, ya había sido atendida con anterioridad en el hospital de niños Pedro de Elizalde, de Capital Federal, a raíz de esa inflamación en los pulmones que se caracteriza por la presencia de fiebre alta, escalofríos, tos y dolor intenso en el costado afectado del tórax. Estuvo siete meses en Casa Cuna, según declararon sus propios padres y luego recibió el alta.

Según informó Crónica, la beba permaneció varios días en observación en ese centro de salud, ubicado en el barrio porteño de Constitución, debido a que el cuadro que presentaba era “severo”.

Tras ser dada de alta, la pequeño volvió con sus padres a su vivienda de la localidad bonaerense de González Catán pero el 20 de septiembre falleció supuestamente en su casa, llegó muerta al hospital Esquiza, su cuerpo fue trasladado a la morgue del lugar.

Un forense practicó la autopsia al cuerpo: informó signos de que Milagros fue abusada sexualmente antes de morir, según indicaron fuentes policiales a Infobae.

Ahora, la Unidad Temática de Homicidios del departamento judicial de La Matanza intenta determinar si la causa de la muerte está relacionada con los problemas de salud que padecía o con el abuso sexual al que había sido sometida. La calificación del expediente, hasta el momento, es de averiguación de causales de muerte.

Comentá y expresate