Desnutrición crónica, anemia y neumonía. Una menor de 13 años que arribó al Hospital Julio C. Perrando de Resistencia, provincia de Chaco, con un embarazo de 28 semanas que provocó una cesárea de urgencia falleció hoy a causa de una infección generalizada. El bebé nació y pesó 1.300 gramos, y murió a las pocas horas.

"Llegó derivada de Castelli (ciudad chaqueña) por necesidad de terapia. Vino acompañada de una tía de 15 años, quien comunicó que la madre de la joven falleció hace algunos años. En estos momentos está en grave estado. Estamos intentando junto al equipo médico que evolucione favorablemente en terapia intensiva", declaró Andrea Mayol, directora del hospital unas horas antes de la muerte de la chica.

El viernes 2 la menor ingresó en la guardia con un cuadro que obligó a los médicos a realizarle una cesárea por deterioro y riesgo de salud materna y fetal. Allí nació la criatura, quien se mantuvo en neonatología, con muchos cuidados, durante el fin de semana. Pero su delicada situación, sumada a que fue prematuro extremo, no permitió que sobreviviera.

La niña, pertenece a la comunidad qom, más precisamente a la etnia wichí, sufrió una falla multiorgánica debido a que el oxígeno no llegaba a sus tejidos. Su tía aseguró que la menor vivía, desde 2016, con un hombre de 19 años, quien la abusaba constantemente. Nadie más que ella se presentó en el hospital para acompañarla.

El último informe llevado a cabo por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), titulado "Incidencia de la pobreza y la indigencia en 31 aglomerados urbanos"(correspondiente al primer semestre de 2018), señaló que Resistencia es una de las ciudades más pobres del país. Allí se reflejó que el 28,8% vive en situación de pobreza y el 5,9%, en la indigencia. En cuanto a los hogares, el 22,5% se ubica en el primer grupo y el 4,9% en el segundo. Esto repercute en 117.949 hogares y 386.529 personas.

Las últimas cifras del informe "Niñas y adolescentes menores de 15 años embarazadas", publicado por el Ministerio de Salud de la Nación, también graficó que Chaco posee el índice más alto de embarazo adolescente: 5,2%. Supera a Formosa, Misiones, Corrientes y Salta.

El análisis de la Tasa de Mortalidad Infantil (TMI) -que también difundió el Ministerio de Salud nacional- ubicó a Chaco como una de las 11 provincias que superaron el valor superior establecido a la media nacional (9,7%). La provincia norteña registró un porcentaje que alcanzó el 11,9% (TMI, por 1.000 nacidos vivos).

Luego de tomar conocimiento del caso, el Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Línea 102, realizó la denuncia penal correspondiente, activando así el Protocolo de Abuso Sexual infantil, y le otorgó intervención a la Fiscalía de turno.

Fuente: Infobae

Comentá y expresate