Una comisión de seguimiento controlará el cumplimiento de la Ordenanza 22.031 sobre la tenencia responsable de mascotas. La creación de esta comisión fue aprobada por unanimidad en la última sesión del Concejo Deliberante.

De esta manera, tendrá la facultad de controlar el grado de aplicación de dicha ordenanza, a partir de la experiencia de los miembros que la componen: representantes de reconocidas entidades e independientes proteccionistas que prestarán su servicio de manera ad honorem.

“Para el logro de sus fines, estará facultada a requerir informes a cualquier área o dependencia municipal o a citar a funcionarios, para que expongan o den explicaciones sobre lo que ésta determine. También podrá realizar inspecciones en los sitios de ejecución de obras”, explicó el impulsor del proyecto, el concejal Mario Rodríguez, del Bloque de la UCR.

La comisión podrá requerir informes y realizar inspecciones

La iniciativa fue elaborada por miembros de la Comisión de Derecho Animal del Centro de Estudio y Gestión Ciudadana tras el caso de Guadalupe Ferrari, la mujer que fue atacada por una jauría en Punta Mogotes. “Ella fue la segunda víctima de un tenedor irresponsable de perros que ya habían mordido a otra joven meses antes, y no se habían llevado a cabo en el primer caso, los procedimientos establecidos en la mencionada norma”, sostuvo el edil.

Al mismo tiempo, quienes integran la comisión consideraron que hay que rever el proyecto sobre el Refugio Municipal Canino. "Aquellos que celebran la idea, deberían recorrer los refugios ya existentes para comprender los motivos por los cuales no deberían existir. Los refugios son la contracara de la libertad, la salud y el bienestar. Son angustia, dolor, soledad, temor y desesperación; aislamiento en algunos casos; hacinamiento en otros. Se manifiesta la muerte de maneras muy lamentables y todo aquello que derive del espanto, se encuentra siempre presente en todo refugio”, cuenta Mercedes Parreira, Coordinadora del CEG Ciudadana y miembro de la Comisión.

Los refugios son la contracara de la libertad, la salud y el bienestar

"La comisión de seguimiento desea concientizar, entre otras cosas, que la única manera de terminar con la problemática animal es con esterilizaciones masivas y con educación. No escondiendo perros en lugares alejados, donde no pareciera que se buscara precisamente fomentar las adopciones. Debe tomarse en serio, porque de no hacerlo se convierte en un flagelo incontrolable. Las esterilizaciones deben ocupar una de las mayores prioridades en la agenda pública y educar", remarcaron.

La comisión estará integrada por miembros de ONGs y animalistas independientes, tres integrantes del Concejo Deliberante; dos representantes del Departamento Ejecutivo, uno de ellos perteneciente al Departamento de Zoonosis, representantes de la Defensoría del Pueblo del municipio y de la Defensoría de la Provincia de Buenos Aires.

Comentá y expresate