El fiscal Carlos Stornelli, quien lleva adelante la causa de los cuadernos de Oscar Centeno, sostuvo acerca de las anotaciones: "Éramos conscientes de que una filtración de este estilo nos podía costar la vida, nos podían matar".Asimismo, adelantó que se suma a la investigación su par Carlos Rívolo.

El fiscal habló ante La Nación + con Diego Cabot, el periodista que destapó el caso de la causa que investiga las anotaciones del ex chofer del ex subsecretario de Coordinación y Control del Ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta.

Agregó sobre las detenciones: "En la fiscalía solo lo sabíamos tres personas y en el juzgado otro tanto; cuando había que conversar nos juntábamos y nadie más sabía nada". Y adelantó que es "muy probable" que haya más detenidos.

Respecto a la investigación Stornelli dijo que le pidió al Procurador de incorporar a un fiscal más que lo "ayude". "Es Carlos Rívolo, vamos a hacer un equipo para no estar yo solo en la toma de decisiones y en el trabajo".

"A medida que pasa el tiempo nos damos más cuenta que el tema es más grande de lo que pensábamos y más importante de lo que pensábamos", añadió el fiscal.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate