Una publicación que Luciana Salazar (37) realizó este fin de semana en su cuenta de Instagram generó todo tipo de comentarios y sorprendió a la propia mediática al punto que ella misma decidió escribir un extenso descargo al respecto.

"Mientras Matilda hace la siesta aprovecho para hacer unos abs (abdominales)", escribió Luciana en el epígrafe de la foto en cuestión, una que ella misma subió este sábado a la tarde y en donde se ve su panza súper marcada así como su diminuta cintura.

En detalle, esa imagen cosechó algo más de 70.000 "me gusta" aunque también indignó a muchos seguidores de la modelo, quienes no tardaron en focalizar sus comentarios despectivos e hirientes en torno a la extrema delgadezde la platinada.

"Sos una genia pero no te queda bien estar tan flaca. Das una imagen de anorexia terrible", "Esa delgadez no te la copio", "Que asco. Yo te daría una semana guiso", "Demasiado delgada, Luli", "Me das impresión", y "No es buen ejemplo", son apenas unas pocas opiniones que los fans de Salazar volcaron a esa imagen.

Entonces, muchos otros salieron en defensa de la modelo y su delgada figura. "Dios mío, cuántos comentarios de mujeres resentidas. Muy feo la envidia chicas, ¡muy feo!".

"¿Por qué al ver una persona delgada enseguida salen malos comentarios? Así como hay gente que tiene kilos de más hay gente que es flaca por naturaleza", y "¡Me da tanta pena como la tratan!Eso sí es no tener vida propia, solo viven para criticar", opinaron los usuarios a favor de Luli.

luli.jpg

Atenta a las opiniones de muchos de sus seguidores, la ex pareja de Martín Redrado (56) quiso dar a conocer su perspectiva al respecto y este domingo al mediodía escribió una larga carta.

"Después de ver ayer los comentarios, tanto buenos como malos, que generó una foto que subí de mi cuerpo, me dieron ganas de transcribir lo que siento", comenzó diciendo la mamá de Matilda.

"Dejemos de criticar a las personas por su cuerpo y que deciden hacer lo mismo. Nadie en esta vida es modelo de nada, yo tampoco pretendo serlo. Qué flaca, qué gorda, que tiene celulitis, que está toda operada, llena de tatuajes", siguió.

Y profundizó: "Si no estuviéramos tan pendientes de lo que hace el otro y toda esa energía negativa que usamos para descalificar, la usáramos para ser más productivos seguramente nos iría mucho mejorcomo sociedad".

Ya hacia el final de su descargo la rubia habló de la libertad que cada ser humano posee para decidir sobre uno mismo. "Gracias a Dios nuestro cuerpo nos pertenece y somos totalmente libres de hacer hacer lo que queramos con el mismo, sin tener que estar dándole explicaciones a nadie", sumó.

Y cerró, tajante: "Por eso agradezco a todas las personas que ocupan su tiempo en escribir cosas productivasy de buena vibra pero más aún agradezco a aquellos que se preocupan en contestarles a los que descalifican, enseñándoles a que no está bueno ser así y dándoles el ejemplo. Vi muchas personas haciendo eso en los comentarios de ese estilo y me da mucha felicidad saber que hay varias personas así. A todos ellos gracias de corazón".

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate