Por Carlos Arbía

En los próximos días, él ministro de Economía, Sergio Massa, le presentará a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, los lineamientos principales del esquema cambiario que podría instrumentar el gobierno a partir del 1 de octubre próximo.

El gran inconveniente con el que tropieza Massa es que ninguna de esas alternativas convencen al kirchnerismo, en particular al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien es el principal referente económico de la vicepresidenta junto a el exvicepresidente y exministro de Economía, Amado Boudou.

En este aspecto hay que recordar que Kicillof, en enero del 2014 como ministro de Economía, realizó la devaluación más fuerte del kirchnerismo de toda su historia al aumentar el valor del dólar oficial un 25%. El valor paso de $6,80 a más de $8. En ese entonces la brecha cambiaria era del 40%, las reservas internacionales líquidas del BCRA llegaban a los 13.000 millones de dólares y la inflación era del 25% anual.

Massa, junto a su equipo, analiza las distintas alternativas que tienen como objetivo encarecer el dólar oficial para que los exportadores liquiden más divisas. Ademas, también se busca encarecer el “dólar tarjeta”, ahora llamado “Dólar Qatar”, para que no se vayan tantos dólares del BCRA por los pagos de pasajes para viajar al exterior y las compras que hacen los argentinos en el extranjero con el agravante de la demanda de dólares subsidiados que podrían generar los gastos en el exterior por el Mundial de Qatar donde se calcula que viajarían unos 45.000 argentinos. El nuevo esquema cambiario comenzaría a regir desde el 1 de octubre.

image.png
En los últimos días el riesgo país se mantiene estable.

En los últimos días el riesgo país se mantiene estable.

La gran duda es si seguirá el esquema del “Dólar Soja”, que finaliza el próximo 30 de septiembre o si ese esquema se podría extender para otros sectores que podrían liquidar sus exportaciones a un dólar especial de $200 frente al dólar oficial de $145.

La otra alternativa, que no cuenta con él aval del kirchnerismo, sería llevar directamente el dólar oficial a $200 como el actual “Dólar Soja” por lo tanto el valor del “Dólar Tarjeta” pasaría a $360 frente a los 265 pesos actuales y el “Dólar Ahorro” pasaría de $188 a $260. Todas las cotizaciones se encarecerían.

Ese “Dólar Soja” de 200 pesos podría quedar fijo hasta fin de año y se extendería a otros industrias exportadoras como la petrolera, minera del conocimiento, alimenticia y automotriz, mientras que está en duda si se mantendrá para el sector agroexportador.

Otra de las alternativas es aumentar el valor del “Dólar Tarjeta” para encarecer durante el Mundial de Qatar 2022 y las próximas vacaciones de verano los gastos en turismo, pago de pasajes y gastos en el exterior usando tarjeta. De esta forma, el Gobierno elevaría del 30% al 45% el impuesto país y mantendría en el 45% la percepción del de devolución del impuesto a las ganancias, por lo tanto, calculando un dólar oficial a $140, el dólar tarjeta pasaría a costar desde el próximo 1 de octubre unos $295 frente a su cotización actual de 260 pesos. El aumento del tipo de cambio en este caso sería cercano al 15%. El problema es la suba del impuesto país debería pasar por el Congreso. Otra de las alternativas es que esas compras se realicen a través del Dólar MEP.

image.png
En lo que va de septiembre el ingreso de divisas alcanzó un nivel récord superior a los USD 5.009 millones.

En lo que va de septiembre el ingreso de divisas alcanzó un nivel récord superior a los USD 5.009 millones.

En lo que va de septiembre el ingreso de divisas alcanzó un nivel récord superior a los USD 5.009 millones. Desde el sector privado atribuyeron el nivel récord a la vigencia del Decreto 576/22 por el cual se creó el Programa de Incremento Exportador (PIE), que establece un tipo de cambio diferencial de $200 por dólar hasta el 30 de septiembre.

El objetivo del equipo económico es reducir la brecha cambiaria al 50% frente a la actual del 100%, ya que se podría lograr una reducción en los valores de los dólares financieros como el dólar MEP y el dólar Contado Con Liqui. La gran duda es si Sergio Massa logrará convencer al kirchnerismo para avanzar hacia una mejora del tipo de cambio segmentado o directamente a una fuerte devaluación del peso frente al dólar.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate