Una familia marplatense vive un drama con pocos procedentes. La marplatense Elsa Margarita Barragán, de 73 años, estaba de vacaciones con una de sus hijas y sus nietos mellizos en Europa pero falleció de un paro cardíaco en Pietra Ligure, una localidad en la costa italiana.

Andrea, su hija, se encargó de realizar todos los trámites para repatriar el cuerpo, sin ningún tipo de ayuda por parte del consulado. El inconveniente principal es que la aerolínea, Ailitalia, perdió los papeles correspondientes y el cuerpo esta varado en Europa.

"Mandaron a mi mamá como si fuera una caja de zapatos, como si fuese una remera que le falta la etiqueta de la AFIP", expresó indignada Andrea al medio nacional TN.

El 8 de noviembre, los restos de Elsa salieron desde el aeropuerto de Fiumicino en un vuelo de Alitalia. Sus familiares tuvieron que regresar desde Barcelona, ya que no pudieron cambiar los pasajes por el costo económico que representaba.

Al día siguiente la familia de Elsa recibió la noticia de que la aerolínea había extraviado la hoja de ruta con toda la documentación. La Aduana argentina no podía permitir el ingreso de los restos al país sin los papeles.

"Se perdió todo. Desde Alitalia no nos dieron ninguna explicación. No sabían si los habían perdido en un trasbordo en Roma o en Buenos Aires. No nos quisieron atender el teléfono, nada", explicó Andrea.

Desde ese momento, el cuerpo de Elsa está en un depósito de Ezeiza. Pero su familia tampoco tiene muchos detalles sobre en qué parte está ni en qué estado. "Está en su cajón de madera, recubierto por otro de acero soldado. Pero los empleados no saben qué hay adentro porque le falta la documentación", sostuvo su hija desesperada por alguna solución.

"El viaje estaba saliendo perfecto. Habíamos recorrido Londres, varias ciudades de Bélgica, París, Barcelona y después nos fuimos en auto por la costa italiana. Frenábamos en los pueblitos. Mi mamá estaba tan feliz. Sólo quiero que descanse en paz", finalizó Andrea.

Comentá y expresate