Una empleada doméstica de unos 50 años decidió violar el aislamiento en la Ciudad de Buenos Aires cuando fue a pedir auxilio a la policía porteña porque sentía que no podía respirar, informaron fuentes judiciales.

Ante esta situación, el personal policial llamó al Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) que confirmó luego la presencia de síntomas de coronavirus y dispuso su traslado al Hospital Argerich para que sea ingresada en el sector de aislamiento.

Al ser consultada por los efectivos acerca de cuándo había empezado a sentirse mal, la mujer dijo que el jueves comenzó con fiebre, que trabaja en dos domicilios y que en uno de ellos, en el que trabaja de manera informal, sus empleadores volvieron de Miami con un fuerte resfriado.

La mujer no logró decir el domicilio donde queda la vivienda pero remarcó que fue a trabajar igual para poder juntar el dinero que le hacía falta para pagar el alquiler mensual de la pieza donde vive con baño y cocina compartida.

Las fuentes judiciales consultadas pidieron a la población que respeten el aislamiento ya que hay muchas personas que siguen siendo irresponsables al no hacerlo.

Si tenés síntomas o crees que tenés coronavirus, llamá a la línea 107 y no salgas a la calle.

Comentá y expresate