Una nena de 3 años murió tras sufrir graves quemaduras al caer en un fuentón de agua hirviendo y no recibir la atención médica necesaria porque tenían miedo de que se contagie de coronavirus en el hospital.

La niña, de la cual no trascendió el nombre, tuvo quemaduras en ambas piernas y glúteos en un accidente doméstico cuando su mamá preparaba un baño. El caso ocurrió ocurrió en San Juan, segúninformó el diario La Provincia SJ.

La mujer decidió realizarle las curaciones y no llevarla al hospital porque “tenía miedo de que se contagiara de coronavirus”, según le dijo a los efectivos de la comisaría 7ma de la localidad de San Juan.

La misma noche del accidente, la nena de 3 años empezó a vomitar y comenzó a tener problemas para respirar. Ante el agravamiento del cuadro, decidieron llevarla al centro de salud más cercano, donde finalmente la pequeña falleció.

Comentá y expresate