El caso conmociona a Salta. El fin de semana, una nena de 11 años, de la comunidad chorote de Santa Victoria Este fue a pedirle pan a un vecino de la zona y terminó siendo víctima de abuso sexual , según la denuncia que investiga la fiscalía. Ayer declaró. Un dirigente local brindó detalles de lo que contó la pequeña.

Según relató José Palma, en la mañana del sábado, la niña estuvo "pidiendo pan". El estado de mendicidad, explicó Palma, se debe a que en su familia los adultos no tienen trabajo.

Fue entonces que, según contó la menor a sus padres, un criollo que es pareja de una docente que se desempeña en la zona, la secuestró, consignó Qué pasa Salta.

La nena resistió al punto de ser atacada con golpes de puño por el hombre. Pero al estar la docente en el fondo de la vivienda y escuchar los gritos, entró a la habitación y vio la escena. Con su presencia evitó que se consume entonces la violación.

Palma indicó que el atacante habría amenazado a la niña con matarla si confesaba ante terceros lo acontecido.

El sábado por la noche, la niña empezó a gritar al parecer del dolor producido por los golpes. Fue entonces que, siempre según el relato de Palma, su padrastro la fue a ver y ella comentó del intento de violación sufrido. Pidieron la ambulancia y finalmente fue atendida en el hospital local.

El domingo la comunidad fue informada de los acontecimientos. Ante ello, se solicitó a la Policía una custodia en la vivienda del presunto atacante, a fin de evitar problemas. Pero no hubo respuestas.

La madre supo de ello y junto a otros miembros de la comunidad fue a la vivienda del acusado con la intención de llevarlo a que la niña lo reconozca en el Hospital. Él se negó y fue entonces que empezaron los golpes. "Nosotros nos opusimos a que eso suceda, les decíamos que no le peguen", agregó Palma.

Recién fue entonces que, dijo, apareció la Policía para intervenir y lo demoró. También fue recién entonces que se inició el trámite de la denuncia. "Pero como no estaba todavía lo querían liberar", dijo indignado.

El conflicto acarrea en sí mismo lo que pueda acontecer en la escuela donde trabaja la docente pareja del acusado. Sucede que, según Palma, es la que tiene el puntaje suficiente para ser directora luego de que se jubile la autoridad actualmente a cargo. Aseguró que solicitarán que se la aleje de la escuela. Y es que entendió que ante cualquier eventualidad que pueda sufrir cualquier niño o niña de la comunidad en el ámbito escolar, sospechan que la docente pueda llegar a "esconder", los hechos, publicó Qué pasa Salta.

Comentá y expresate