Una nena de 4 años murió en horas de la madrugada de este jueves cuando regresaba junto a sus padres en un colectivo de hinchas de Alvarado que había viajado a Lanús para presenciar el partido de su equipo con Boca por la Copa Argentina.

La menor llegó muerta al Hospital Materno Infantil cerca delas 3.30. Primero, trascendió que había sido trasladada por el propio chofer que había sido alertado por los pasajeros de la situación que se registraba. Sin embargo, luego la policía informó que fue en un automóvil particular.

Al parecer, la madre de la víctima, de 23 años, se dio cuenta de que no presentaba signos vitales al arribar a Mar del Plata, en Champagnat y Libertad, y pidió ayuda para que la llevaran directo al hospital, donde los médicos no pudieron reanimarla.

Según explicaron las fuentes, la nena se habría descompensado y vomitado previamente a su fallecimiento, lo que le habría provocado el ahogamiento. De todas formas, esperan los resultados de la autopsia para conocer cuáles fueron los motivos del deceso y determinar si existió responsabilidad de los adultos que viajaban con ella. Hasta ahora, la causa judicial que inició el fiscal Alejandro Pellegrinelli se caratuló como "averiguación causales de muerte".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate