La aplicación de la nueva normativa dispuesta por la Comisión Nacional de Valores (CNV) para habilitar las operaciones con bonos en dólares generó ciertos cambios de rumbos en los negocios de este mercado.

Hubo sociedades de Bolsa expresaron a sus clientes que por la Resolución General 808/2019 de la CNV, a partir de este viernes se "modificó la operatoria de los valores negociables en dólares (especie D) para personas humanas". En ese marco, decidieron retirar la cotización de bonos D de sus plataformas, hasta adecuar el sistema a la regulación, según publicó Infobae.

Los inversores deben tener en cuenta ahora que al momento de cursar una operación de compra de estos títulos –por un máximo de hasta USD 10.000– deben contar con una declaración jurada del titular que manifieste que los fondos en dólares no provienen de una operación de Mercado Único y Libre de Cambio (MULC) realizada en los últimos cinco días hábiles.

Al mismo tiempo, la CNV dispuso que las operaciones de compra sólo podrán cursarse para ser liquidadas en el plazo de contado de 48 horas.

Para esta rueda muchas sociedades de Bolsa retiraron de sus sitios web las cotizaciones de estas especies, utilizadas en las últimas dos semanas para la maniobra financiera llamada "rulo", en la jerga de los operadores, por la cual se adquirían títulos con dólares y se los revendía en pesos. El vendedor se hacía de divisas por fuera de los controles, mientras que el comprador se hacía de los pesos a un tipo de cambio hasta 20% más alto.

La compraventa de un mismo título que cotiza tanto en pesos como en dólares, como el Bonar 2024 (AY24), hasta el jueves permitía vender divisas a un tipo de cambio de 63 pesos, que después podían ser recompradas al valor oficial de 57 pesos, con una ganancia inmediata, siempre que no se supere el tope de USD 10.000 impuesto por los controles de cambio vigentes desde septiembre.

"Es una medida preventiva para adaptar el sistema de la declaración jurada de los inversores y adecuarse a las recientes regulaciones", explicó Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global.

"Es bastante triste y engorroso porque esta nueva resolución solo rige para las personas físicas y complica mucho a las empresas, que no pueden acudir al mercado de cambios y necesitan los dólares para la fluidez de sus negocios", expresó Martínez Burzaco.

Solo rige para las personas físicas y complica mucho a las empresas.

Las casas de Bolsa explicaron que "los valores negociables acreditados por dicha compra no podrán ser transferidos para cubrir la liquidación de una operación de venta en pesos hasta haber transcurrido cinco días hábiles contados a partir de la acreditación".

"Algunos brokers que permitían la compra online deshabilitaron la aplicación para operar con los bonos en dólares mientras se adecuaban a la nueva normativa. Sucede que si el cliente opera sin cumplir el requisito de la declaración jurada, la sanción le puede corresponder al agente de Bolsa y por eso la medida precautoria", señaló a un analista financiero. "De todos modos, la gente que ya tenía los dólares adquiridos con antelación no tenía dificultad para operar contra liquidación", aclaró.

Luego de que el BCRA emitiera una resolución que obliga a inversores a conservar los dólares comprados en bancos durante cinco días antes de invertir en bonos, la CNV dictaminó que los instrumentos negociables acreditados no podrán ser transferidos para cubrir la liquidación por otros cinco días hábiles a partir de la acreditación.

"Ojalá se solucione lo más rápido, porque estas limitaciones generan más confusión y más incertidumbre y dejan expuesta la necesidad de que las autoridades sean más precavidas a la hora de tomar decisiones, que deben ser consensuadas con los actores involucrados", agregó Martínez Burzaco.

Desde Research for Traders apuntaron que "los títulos que más cayeron fueron los nominados en dólares como el Bonar 2020 (AO20), el Discount 2033 (DICA) y el Bonar 2024 (AY24)".

Esta caída de precios en dólares amplió más la brecha a 20,3% entre el dólar MEP y el dólar mayorista, ahora en 67,63 y 56,20 pesos, respectivamente, aunque las transacciones se redujeron a la mínima expresión por el margen de más de diez días hábiles para concretar el "rulo" –que incrementó el riesgo por la volatilidad de los precios– y la falta de oferentes.

Este viernes el Riesgo País argentino, medido por JP Morgan, se volvía a acercar a los 2.200 puntos básicos, frente a la baja de cotizaciones de los títulos públicos argentinos, luego de que bancos extranjeros (Merrill Lynch, JP Morgan, y Moody's) trazaran una perspectiva negativa sobre los activos financieros argentinos, ante la probabilidad de un incumplimiento de sus obligaciones de deuda.

Este viernes se conoció además que el índice MSCI comenzó una rueda de consultas hasta el próximo 13 de diciembre, para definir si la Argentina saldrá del listado de Mercados Emergentes, lo que podría representar un nuevo golpe para los precios de los bonos soberanos.

Comentá y expresate