Una trama macabra: así detuvieron al ex encargado del cementerio de Otamendi
Sospechan que realizaba rituales umbanda y veneraba a San La Muerte con su madre. El cuerpo del niño robado todavía no aparece

El ex encargado, un sujeto de 48 años, sospechado de ingresar al cementerio de la localidad de Nicanor Otamendi y robar el cadáver de un bebé, fue detenido por efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires, que tras un allanamiento encontraron tuercas y llaves para manipular ataúdes en su domicilio y en el interior de su auto.

Embed

El hombre había estado involucrado en un hecho similar. Según se logró establecer a partir del testimonio de los vecinos, el sujeto se dedicaba a realizar rituales umbanda y era un ex encargado del cementerio local, por lo que podría tener copias de las llaves y conocimientos sobre cómo ingresar al predio.

Las investigaciones se iniciaron tras la denuncia de una pareja por la desaparición repentina del cadáver de su hijo el pasado 24 de diciembre, momento en que la Policía montó un operativo para dar con los responsables del hecho.

En tanto, se realizaron dos allanamientos: uno en la casa del principal sospechoso, ubicada en calle Córdoba al 350, y otro en casa de su progenitora, con quien realizaría conjuntamente rituales de veneración a San La Muerte.

Del interior de la vivienda del imputado, los uniformados incautaron un rosario (que guardaría similitudes con el que fue sustraído del cementerio y se encontraba junto al cuerpo del bebé), un destornillador, una llave francesa, seis llaves de tuerca, una pinza y un juego de llaves Allen.

Asimismo, en su vehículo se encontró un tornillo similar a los utilizados para sellar ataúdes, una llave cruz y tres celulares. El operativo estuvo a cargo de la DDI Mar del Plata, Sub DDI y EPC Miramar, que continúan con las tareas investigativas para dar con el paradero de los restos óseos sustraídos.

Finalmente, el sujeto fue detenido y trasladado a la Unidad Penitenciaria 44, quedando a disposición de la UFI Descentralizada de Miramar.