Computados más de la mitad de los sufragios el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, se afirmaba como ganador en las elecciones provinciales y lograba la reelección con una diferencia de más de 20 puntos por sobre Marcelo Orrego, el candidato de Cambiemos que no tardó en admitir su derrota.

Los 557.166 sanjuaninos habilitados para votar este domingo tenían claro que el resultado no iba a tener sorpresas. El jefe de gobierno provincial ya había obtenido el 55% de los sufragios en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de marzo.

Lo que quedaba por definir en los primeras horas de escrutinio era qué municipios retenía el oficialismo y cuáles podía sumar y perder. Había expectativa sobre distritos claves como Rivadavia o Caucete, donde Uñac estuvo presente con un nutrido acto de cierre de campaña.

Sin embargo, el dato del domingo pasará principalmente por el mensaje de Uñac sobre las elecciones nacionales. Quedó en el pasado el coqueteo abierto que mantuvo con el precandidato presidencial de "Consenso 19", Roberto Lavagna, sobre quien deslizó su deseo de ser su compañero de fórmula. Con Alternativa Federal como plataforma, Uñac en algún momento hasta soñó con ser la figura que lograra aglutinar al peronismo.

Pero la designación de Alberto Fernández como cabeza de la boleta presidencial junto a Cristina Kirchner cambió las coordenadas del gobernador. Uñac, que rechazaba la idea de la vuelta de la ex presidenta al sillón presidencial, fue uno de los primeros mandatarios en apoyar públicamente la jugada. "San Juan ha sido el modelo a seguir", contestó el ex jefe de Gabinete a la bendición cuyana. Entre ambos hay buena sintonía y el contacto es permanente. El llamado de felicitación será un trámite obligado.

"Por ahí se ha colado alguna declaración mía que habla de las cosas que hay que hacer en el orden nacional y un pequeño modelo que lo podemos aportar desde la provincia de San Juan", dijo en esa clave Uñac el jueves pasado, durante su cierre de campaña.

Ya con la definición de Alberto Fernández como precandidato presidencial, el gobernador continuó con sus gestos de alcance nacional. Tal vez el más destacado fue la foto política con el conductor Marcelo Tinelli, hombre cercano al armado de Alternativa Federal.

En el camino hacia la confluencia, el gobernador ya había hecho un acuerdo prematuro con el kirchnerismo y con todos los sectores del peronismo. Eso dio nacimiento al "Frente Todos", donde el compromiso apuntaba a conformar una plataforma nacional que le dispute al gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo, la puja sanjuanina en todo el período macrista estuvo lejos de la "grieta". Gioja fue el sanjuanino que se encargó de confrontar con la Casa Rosada, mientras que Uñac mantuvo una relación fluida con la gestión presidencial.

En la oposición provincial, el disparo de largada de la campaña arrancó con capa caída y no logró remontar. Por la recesión y la crisis económica -que afectaron el caudal electoral de los aliados de Cambiemos en todo el país-, el candidato a gobernador que tiene el respaldo de la Casa Rosada, Marcelo Orrego, constituyó un frente electoral sin la identidad de Cambiemos. Lo bautizó con el nombre "Con Vos", para tener un poco más de chances en las urnas. Ese espacio está compuesto por el partido de Orrego "Producción y Trabajo", el PRO, la UCR, el partido Fe y el GEN de Margarita Stolbizer.

Al final, la estrategia comunicacional se reveló insuficiente: Orrego solo logró el 32,1% de los sufragios. "El domingo hay que salir a ganar, no venimos solo a participar sino a ganar", dijo el candidato en su última actividad proselitista.

El campo opositor se completa con la figura de Martín Turcumán, ex aliado de Cambiemos y candidato por Primero San Juan, que obtuvo apenas cuatro puntos en las PASO. En las elecciones a gobernador de 2015 había logrado el 12% de los votos con el sello Cambiemos.

El resto de los candidatos que tendrán su cuota de participación son Gustavo Fernandez (Dignidad Ciudadana), Nancy Avelín (Cruzada Renovadora), Mary Garrido (Nueva Izquierda), Alberto Agüero (Partido del Trabajo y del Pueblo) y Marcelo Tejada (Nueva Dirigencia).

Para Uñac, los comicios ratificarán su liderazgo después del accidente aéreo que tuvo Gioja en helicóptero y que lo dejó al borde de la vida y la muerte. Desde el vamos la tarea está allanada: el terruño ha sido históricamente favorable al peronismo. Desde hace 16 años que la oposición no hace pie y logra ser competitiva. La mayor distancia fue en 2011, cuando Gioja se impuso sobre el bloquista Roberto Basualdo, con una diferencia de 47 puntos. Cosechó el 68,1% de los votos contra el 20,35 por ciento.

Las escasas expectativas del Gobierno con San Juan, además de la mala imagen del presidente Macri, tuvo como síntoma que ningún dirigente nacional de Cambiemos viajara a apoyar a Orrego. La provincia representa apenas el 1,7% del padrón nacional, pero lo simbólico pesa cada vez más mientras se acercan las primarias nacionales de agosto. Todos los sectores esperan que se repita el cuadro de las elecciones de Río Negro, Neuquén, La Pampa y Córdoba: una nueva derrota de la Casa Rosada.

Comentá y expresate