Por estas horas se repite que, según estudios realizados por distintas consultoras, un jubilado necesita unos 37000 pesos mensuales para cubrir sus gastos de alimentación, alojamiento, servicios y medicación, rubro este último que pesa y mucho en su canasta familiar.

Las dificultades para llegar a fin de mes con los magros haberes –la mínima ronda los 12000 pesos- que percibe la mayoría de quienes accedieron al beneficio previsional lleva a buscar alternativas para cubrir los gastos que quedan para las semanas finales, hasta el próximo cobro de haberes. A veces se recurre a familiares, pero en otras no hay más alternativa que recurrir a otro tipo de financiamiento.

Esta semana se conoció que el 30 por ciento de los jubilados del país, más de 2,1 millones de personas, y un impactante 95 por ciento de quienes perciben la AUH, más de 3,7 millones, registran deudas con la Anses. Los jubilados de Mar del Plata, una de las ciudades con mayor población envejecida del país, también forman parte de la problemática.

Se estima que los jubilados del sistema nacional llevan tomados a la fecha un total de préstamos por 3000 millones de dólares solo en la Anses, a lo que se debe sumar los que toman en entidades crediticias privadas a tasas muy altas. En buena cantidad de casos se endeudan con el organismo oficial para saldar cuotas pendientes con financieras a la que habían recurrido antes.

En buena cantidad de casos se endeudan con el organismo oficial para saldar cuotas pendientes con financieras a la que habían recurrido antes.

Desde el 17 de abril último hasta principios de septiembre la Anses había otorgado unos tres millones de créditos de distinta magnitud, siempre con jubilados como principales beneficiarios.

Según publicó Página 12, la deuda de jubilados, pensionados y titulares de la Asignación Universal por Hijo por créditos tomados con la Anses llegó al récord de 182 mil millones de pesos. Es decir, unos 3000 millones de dólares al tipo de cambio actual. Involucra a más de 7,7 millones de personas, en un 80 por ciento dentro del rango del haber mínimo.

En Mar del Plata la población envejeció respecto al último censo, el 25,8% de los habitantes tiene más de 60 años, un 3,3% más que en el resto del país. Pero no sólo eso: de ese porcentaje, el 43,7% pertenece a un estrato socioeconómico muy bajo, una cifra 4,7% más alta que en el resto de la Argentina, tal como aseguró un informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina.ar del Plata

Hay que destacar que desde mediados de setiembre pasado la ANSES puso en funcionamiento un sistema de préstamos para sus beneficiarios con mayores topes y tasas de interés que rondan el 50 al 55%, altas pero por debajo del sistema de crédito privado.

"La gente está extremadamente preocupada y muy agresiva. Todos los días es un desfile de jubilados que vienen a preguntar si pueden sacar más crédito. Con cada aumento de haberes les mejora la relación cuota ingreso, entonces se acercan para ampliar el préstamo"

“La gente está extremadamente preocupada y muy agresiva. Todos los días es un desfile de jubilados que vienen a preguntar si pueden sacar más crédito. Con cada aumento de haberes les mejora la relación cuota ingreso, entonces se acercan para ampliar el préstamo”, relata un empleado que atiende a los endeudados de la Anses. Las últimas cifras oficiales registran créditos del organismo a jubilados y pensionados por 113.454 millones de pesos (1900 millones de dólares) y a titulares de la AUH, de pensiones no contributivas y trabajadores que cobran asignaciones familiares por 69.145 millones de pesos (1160 millones de dólares). En total son 182.600 millones de pesos o 3060 millones de dólares.

El destino de los préstamos que toman los jubilados apuntan en principio a saldar deudas con financieras privadas y luego a cubrir cuotas impagas con empresas de servicios públicos que dispusieron subas de tarifas que a este sector de la sociedad les resultan impagables.

Comentá y expresate