El intendente de Pinamar, Martín Yeza, solicitó la suspensión del fiscal Eduardo Elizarraga, a quien había denunciado en septiembre pasado por mal desempeño, falta de accionar y por tomarse atribuciones ajenas a su cargo. La bronca del intendente se desató en medio de un debate por las usurpaciones en territorio bonaerense.

Tras una entrevista televisiva a Viviana Villena, en la que la mujer denunció la usurpación de su casa en Cariló y el archivamiento de la causa por parte del fiscal Elizarraga, el intendente cargó contra el funcionario que el 20 de diciembre de 2015 asumió en la Fiscalía Descentralizada N°5, con competencia en casos de usurpaciones, estafas y defraudaciones conexas. Villena aseguró que encontró la casa cambiada de color, con autos en la puerta, y unas 15 personas en la pileta.

Desde sus redes sociales, el jefe comunal se expresó sobre esta situación: “Vamos a ampliar la denuncia, ya solicitamos la suspensión del fiscal Elizarraga, pero vamos a insistir”, anticipó antes de asegurar que “los vecinos y los ciudadanos de la República Argentina no se merecen estos funcionarios públicos”.

"No solamente usurparon la casa, lo cual es un delito. Entre sus posesiones tienen vehículos con los grabados de los vidrios tachados y con patentes mellizas: delincuentes al cuadrado", agregó Yeza en sus cuentas de Instagram y Twitter.

Desde Cariló, Villena contó que “la casa es propiedad de una Sociedad Anónima, de la cual yo soy presidenta y accionista. El 5 de enero de 2020 yo pasé por acá y la encontré ocupada por dos usurpadores, dos cuidadores que sólo tenían dos reposeras y una Ford Eco Sport, que no se condecía con el lugar. Fuimos a la policía y se armó el primer escándalo: ‘Ustedes tienen que ir a hacer la denuncia’. Resulta que protegieron a los ocupantes de dos reposeras…. Y después se aprovecharon de la pandemia. Esta gente es de Mar del Plata, porque el auto que tienen cuenta con 8 multas en la ruta 2, de ida y vuelta”.

Fuente: Entrelíneas / El Dia

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate