Un nuevo hecho de vandalismo se produjo el fin de semana en una escuela marplatense. Esta vez, le tocó a la Primaria 45, del barrio Bernardino Rivadavia,

Si bien los autores del ataque no robaron nada, en el establecimiento educativo de Puan al 6000 debieron suspender clases de este lunes por la rotura de los vidrios de muchas ventanas. Si bien había paro, la mayoría de los docentes pensaba dictar clases.

Según explicaron las autoridades de la escuela, hace menos de un mes fue retirado un puesto fijo de Prefectura ubicado en la manzana de la escuela, lo cual de alguna forma serví para prevenir hechos delictivos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate