El incendio tuvo lugar en cercanías del barrio La Herradura, en el norte de Pinamar, y los vientos cambiantes hicieron que se propagara hacia el partido de General Madariaga, donde quemó pastizales.

Tras la situación, una serie de vecinos del exclusivo complejo comenzaron a viralizar videos en los que se observa a trabajadores de Pinamar S.A., empresa propietaria del sector que se incendió, que habrían estado en días y horas previas quemando ramas y hojas en la zona donde después las llamas se propagaron.

En diálogo con LA NACION, Andrés (un vecino que prefirió no dar su apellido) contó que dos días antes del incendio había tenido un entredicho con los operarios de la firma dueña del predio lindero a La Herradura, mientras hacían montículos de ramas secas y los prendían fuego.

En el video, de menos de un minuto, se escucha a Andrés pedir a los operarios que no quemen el material en esa zona por un posible incendio y, luego de la negativa, anuncia que buscará agua para apagar los montículos, que están dispuestos a lo largo de Camino Parque de los Pioneros.

“Después de lo que pasó el miércoles me quedé preocupado. El viernes, al mediodía, cuando vi el humo desde mi casa y que venía de la misma zona, salí corriendo y me encontré que estaba la misma cuadrilla, que se estaba yendo. Los llegué a grabar y ahí se generó una situación muy tensa. Ellos me decían que no tenían nada que ver con el fuego y se fueron. Fueron los bomberos y los vecinos los que apagamos el fuego, de la empresa no vino nadie a ayudar. No quiero que nadie vuelva a vivir lo que yo viví ayer, por eso hice la denuncia”, aseguró a LA NACION el hombre, que vive hace tres años en el complejo.

Desde Pinamar S.A. aseguraron a este medio que hubo 15 operarios de la firma que participaron del operativo para intentar contener las llamas.

Consultado por un segundo video, que fue grabado ayer cuando comenzaba el fuego y también mostraba a operarios, prefirió no compartirlo con este medio. “Ya está en manos de la Justicia y es una prueba irrefutable de que ellos tuvieron que ver con el inicio del fuego”, aseguró.

Según su relato, los vecinos se quedaron junto con los bomberos, llegaron 25 dotaciones de diferentes localidades cercanas para colaborar. “El viento fue el mayor aliado para que esto no fuera algo más grande. Más allá del gran trabajo de los bomberos, el azar quiso que ayer a esa hora no hubiese vientos fuertes”, recordó Andrés.

“Ellos estaban haciendo un trabajo de loteo del otro lado de la calle, estaban colocando el alambre perimetral el miércoles, se ve en el video, y el viernes estaban en la misma zona. No estamos en contra de que se lotee, por el contrario, es bueno que se desarrolle la zona, pero se tiene que hacer con cuidados y protocolos y acá no se cumplió ninguno”, dijo el vecino de La Herradura.

También se quejó del mal planteo del diseño del bosque por parte de la firma, ya que, según su explicación, no están planteados correctamente los senderos cortafuegos, que tampoco mantienen.

“Todo lo que digo en esta entrevista es lo que figura en la denuncia penal que hice anoche tras el incendio”, aseguró el hombre, que también contó que le escribió al intendente, Martín Yeza, y le envió los videos, pero no recibió respuesta.

Consultado por este medio, desde el entorno de Yeza dijeron que el mandatario no recibió ningún mensaje por parte del vecino. Además, recordaron que el rol del municipio ante un incendio es el de apagarlo y que la investigación se hace posteriormente. La justicia es la que determinará si hay alguna responsabilidad penal de alguien. Si la Justicia asigna la culpabilidad a alguna persona o empresa, recién en ese caso actúa el municipio.

En tanto, desde Pinamar S.A., ante la consulta de LA NACION, respondieron: “Si bien aún no hemos sido notificada formalmente de la denuncia, el incendio de las 30 hectáreas ocurrido el último viernes no tiene relación alguna con los hechos allí denunciados”.

Asimismo, explicaron que “la quema programada de ramas y otras materias orgánicas, que se consideran combustibles es una acción preventiva habitual de mantenimiento y limpieza de bosques para evitar daños mayores y garantizar su preservación, que se realiza bajo estrictas medidas de control”, y agregaron: “Por otro lado, manifestamos que el bosque constituye el principal activo de la compañía a la que dedica esfuerzo, planificación y recursos de todo tipo desde hace 80 años. Estos incluyen desde la capacitación específica de personal propio, un trabajo de colaboración permanente con los bomberos, trazado de calles cortafuego y señalamiento e instalación de tomas de agua, hasta la provisión de materiales y equipamiento en general”.

Fuente: La Nación

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate