El intendente de Necochea Arturo Rojas se acercó a inmediaciones del Puente Dardo Rocha donde vecinos disgustados por falta de agua en sus domicilios se encontraban reunidos, oportunidad en la que los escuchó primeramente para llevarles tranquilidad, al asegurarles que se está trabajando incansablemente desde la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas para solucionar el problema que se encuentra en una cañería que cruza por debajo del puente.

En este contexto de diálogo, los vecinos rescataron el gesto del jefe comunal de acercarse junto al secretario de Gobierno, Jorge Martínez y el director de Defensa Civil, Augusto Fulton.

Asimismo, el Ejecutivo puso a personal municipal a repartir bidones de agua a los damnificados, en una acción que se hace domicilio a domicilio y que coordina el delegado de Quequén, Bernardo Amílcar.

En estos momentos, todas las bombas están en funcionamiento y solo resta arreglar la pérdida del caño que ya fue identificado, inconveniente que está perjudicando al sector comprendido en calles 552, 554, 556 y las impares 513, 515, 517 y 519.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate