Este viernes comienza la tercera ronda de negociaciones entre la delegación del régimen de Nicolás Maduro y la oposición agrupada en la Plataforma Unitaria de Venezuela, liderada por Juan Guaidó. Las jornadas se extenderán hasta el lunes.

Se espera que se continúe con acuerdos parciales entre las partes, como el alcanzado para proteger la zona del Esequibo, una zona en disputa con Guyana.

El líder de la delegación gubernamental, Jorge Rodríguez, quien se desempeña en Venezuela como presidente de la Asamblea Nacional, declaró que se abordará lo referente a la liberación de los fondos retenidos en los bancos en el extranjero para ser utilizados en planes sociales, pago de compromisos y adquisición de insumos, medicamentos y alimentos.

diálogo de venezuela 1.jpg

En medio de la segunda y la tercera ronda de diálogo se generó una fuerte polémica por la decisión del gobierno de Maduro de incluir al empresario colombiano Alex Saab en la delegación oficialista.

Saab se encuentra preso en Cabo Verde y actualmente tiene un pedido de extradición de Estados Unidos. El empresario es acusado de ser testaferro de Nicolás Maduro.

Los miembros del régimen chavista aseguran que Saab está “secuestrado en una cárcel en el extranjero” y que se ha violado “toda la normativa internacional”, así como “todos los derechos humanos y los derechos al debido proceso”.

Este movimiento del régimen fue visto por muchos antichavistas y analistas políticos como una estrategia de terminar el diálogo haciendo levantarse de la mesa a la oposición, que rechaza la inclusión de Saab.

saab.jpg

Sin embargo, la oposición replicó al anuncio asegurando que continuará el diálogo pese a la decisión de “incorporar” a Saab, al considerar que la petición solo responde a una “estrategia de defensa” ante el proceso judicial.

Incluso, días después, el régimen de Venezuela también acusó a la oposición y a sus “patrocinadores extranjeros” de “sabotear, condicionar y evadir los compromisos establecidos” en el memorando firmado por las partes el pasado 13 de agosto para iniciar el diálogo.

El Gobierno de Venezuela rechaza de manera categórica el intento de los factores de oposición presentes en la mesa de diálogo y negociación y de sus patrocinadores extranjeros de sabotear, condicionar y evadir los compromisos establecidos en el memorando de entendimiento”, explicó Rodríguez en un comunicado.

La Plataforma Unitaria de Venezuela busca que en el diálogo se garantice un proceso electoral libre y transparente, con veedores internacionales. Por su parte, el gobierno de Maduro busca conseguir que se levanten las sanciones económicas al país y que se liberen los activos retenidos en el exterior.

Comentá y expresate