En otro ejemplo de irresponsabilidad y falta de respeto a la institución, el Concejo Deliberante le dio en enero un reconocimiento de "visitante notable" al entrenador de River, Marcelo Gallardo.

No sólo se trató de un capricho y una muestra de cholulismo de algunos ediles oficialistas, encabezados por el yerno del intendente Carlos Arroyo, Mauricio Loria, ya que no existen vínculos reales entre Gallardo y General Pueyrredon más que su paso por la ciudad para disputar torneos de fútbol de verano y algunos partidos de la Copa Argentina como entrenador, y otros con la Selección Argentina. También forma parte de un atropello a sus pares del recinto legislativo, debido a que el proyecto ni siquiera había sido tratado en el cuerpo.

De acuerdo al orden del día de la comisión de Deportes del Concejo Deliberante, el tratamiento y la convalidación del reconocimiento al entrenador de River, entre otros homenajes y ponderación de eventos como el Iron Man, figura para ser tratado este jueves 7 de febrero. Sin embargo, el yerno del intendente se dio el gusto -hincha de River- de entregarle la placa a Gallardo en enero, cuando sus compañeros del oficialismo y la oposición ni siquiera conocían la iniciativa.

Algo similar había ocurrido en diciembre con Diego Milito, cuando el entonces concejal Héctor Rosso -hincha de Racing-lo declaró "visitante notable" de Mar del Plata. Vergonzoso.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate