Liga Skromane, una mujer de 33 años que vivía en Dublin, Irlanda, estaba pasando un muy mal momento anímico. Sumergida en la depresión, tuvo una buena idea: viajar a la India para realizar yoga, desconectarse y encontrarse con ella misma. Y allí partió en febrero, a la región de Kerala.

Pero ese viaje anti stress que tanto soñó terminó de una manera macabra: fue violada, asesinada y decapitada. Quería rejuvenecer, pero terminó muerta.

Su cuerpo, incompleto y en gran estado de descomposición, fue hallado por su pareja y su hermana Ilze, quien había viajado con ella a ese "retiro espiritual". Los restos colgaban de un árbol.

Según los reportes de la prensa local, Liga estaba en un centro de yoga con Ilze cuando, por motivos que no le comunicó a nadie, abandonó el lugar. Presuntamente para ir a una playa de la zona.

caso.jpg

Y por varias semanas no se supo nada más de ella. Su pareja Andrew Jordan decidió viajar en marzo de Irlanda a Nueva Delhi para encontrarla. "Caminé por esas calles y hay una gran posibilidad de que haya sido secuestrada. Hay un conocido tráfico de órganos de ese país a través del mercado negro", le dijo Jordan al Sunday Mirror.

Semanas después de intensa búsqueda, el 20 de abril partes del cuerpo de Liga Skromane fueron halladas colgando de un árbol. Los forenses indicaron que la mujer había sido violada por un grupo de personas y luego decapitada. Los investigadores descartaron que este caso haya sido perpetrado por traficantes de órganos y atribuyeron el asesinato y violación a narcotraficantes.

mujer.jpg

Según detallan las autoridades, una hipótesis indicaría que Liga Skromane fue interceptada por narcotraficantes que le ofrecieron u obligaron a consumir una droga. Una vez dopada, el grupo de narcotraficantes violó y descuartizó a la mujer.

Las autoridades indias capturaron a dos sospechosos del crimen. Este caso forma parte de una ola de violaciones que tiene en vilo a la India.

Comentá y expresate