El secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, cargó este miércoles al mediodía contra los miembros del Sindicato de Trabajadores Municipales que anunciaron un paro por tiempo indeterminado desde este jueves, luego de que fracasara una nueva reunión para discutir los aumentos salariales.

"No vamos a permitir que se tome de rehén a la ciudad", lanzó Vicente, y llamó a los gremialistas a reflexionar. "Hoy el trabajador municipal sabe que todos los primeros días de cada mes tiene su sueldo acreditado", explicó y anunció que a quienes no vayan a trabajar durante el paro se les descontará el día.

En diálogo con la prensa en el hall del palacio municipal, el funcionario dijo que el Gobierno "está haciendo todo lo posible para igualar la propuesta con los índices inflacionarios". "Estamos pidiendo que reflexionen. Que analicen la propuesta del 20 por ciento a marzo, que representa una recomposición salarial del 50 por ciento de marzo a marzo", dijo tras el encuentro.

Respecto de una posible conciliación obligatoria, el funcionario agregó: "Vamos a evaluarlo". Y reiteró: "Estamos haciendo una propuesta razonable: el 12 por ciento de incremento salarial para diciembre y el 20 para marzo". Y valoró que la Municipalidad está pagando los sueldos con sus propios recursos, lo que "no puede ser dejado de lado".

A pesar de todo eso, para los municipales, este miércoles realizaron una masiva movilización y fueron avalados por la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses, se trata de la misma propuesta que el Ejecutivo local había presentado en los últimos días, la que consideran insuficiente. Por eso, lanzaron la medida de fuerza inmediatamente después de finalizada la reunión.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate