Al día siguiente de perder las elecciones, la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, aprobó un aumento del 25% en las tarifas de electricidad, pero que entrarán en vigencia a partir del 1° de enero, ya con Axel Kicillofen la Gobernación.

Se trata del aumento que debía aplicarse en agosto de este año, pero que Vidal postergó tras el resultado de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y la consecuente devaluación que afectó los ingresos de los trabajadores.

La actualización de los cuadros tarifarios de las distribuidoras Edelap, Edea, Eden y Edes, y las 200 cooperativas que operan en el territorio bonaerense se dispuso a través de la resolución 1.713 del Ministerio de Infraestructura provincial.

Según publicó TN, El incremento regirá desde el 1° de enero de 2020 cuando los usuarios residenciales pagarán $3,53 el kilowatt hora, contra los $3,20 que se pagan actualmente, mientras que los cargos fijos se incrementarán más de 40% para ubicarse en $121,26 para usuarios residenciales.

En la resolución se precisa que a partir de esa misma fecha se continuará aplicando el Incremento de Costos Tarifarios (ICT) pérdidas por inflación y devaluación del peso- hasta que se recuperen las diferencias no obtenidas por el periodo 1° de enero al 31 de diciembre de 2019.

María Eugenia Vidal aprobó así el aumento del 25% en la tarifa del servicio eléctrico que había suspendido en agosto para atenuar el impacto de la devaluación y la consiguiente inflación en el bolsillo de los bonaerenses.

Comentá y expresate