La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, señaló que el aumento del dólar “va a favorecer el turismo en Mar del Plata”, y argumentó que “mucha gente que antes elegía viajar afuera, ahora va a elegir esta ciudad”.

En diálogo con Ahora Mar del Plata, en el marco de su visita por la Semana Social, Vidal dejó definiciones sobre la actualidad de la ciudad y se refirió a los trágicos hechos que protagonizaron los buques pesqueros marplatenses en los últimos meses. “Es fundamental que la Justicia determine las responsabilidades. Pero también hay una responsabilidad empresaria, en la que cada uno tiene que hacerse cargo de su parte. Y saber que cuando se manda a pescar a un grupo de hombres o a una tripulación, todo tiene que estar en condiciones”, apuntó.

Con respecto a la Semana Social, Vidal indicó que “siempre es bueno para nosotros venir y participar en cualquier espacio de dialogo, mucho más si lo promueve la iglesia. Creo que la pastoral es un espacio donde muchos que compartimos los mismos valores, pero a lo mejor tenemos miradas distintas sobre lo que pasa y cómo resolverlo, nos podemos encontrar y sentarnos alrededor de una mesa”. Y agregó: “Ese valor de dialogar y escucharnos no los tenemos que perder, sobre todo cuando gobernamos. Siempre nuestro gobierno participa. Vamos a estar dispuestos a trabajar juntos”.

-¿Cuál es la deuda social que queda pendiente?

-Sin dudas, la deuda más importante de la Argentina es la de la pobreza. Y es esa la que debe ser nuestra prioridad, por eso 7 de cada 10 pesos de los que el Presidente dispone, van destinados a los que menos tienen, a inversión social. Y la provincia ha hecho crecer su inversión social, ha reabierto programas con ventanillas que estaban cerradas desde el 2011, ha incorporado un 40% más de familias a la asistencia, ha empezado a trabajar en los barrios más difíciles en procesos de integración urbana… Estamos cerca, mejorando los comedores escolares, cambiando las guardias de los hospitales públicos, como el caso del Interzonal, que también puede verse. O trabajando en Mar del Plata en el basural, que lo estamos haciendo con el obispo Gabriel (Mestre) y con la gente de Caritas. Ahora voy a ir con la ministra de Desarrollo Social a ver al equipo de Noche: formamos un equipo de trabajo en calle, que lo empezamos a hablar en el verano y ahora lo armamos para la gente que vive en Mar del Plata y llegado el invierno no tiene dónde pasar la noche. Hay tres paradores que están funcionando, y desde el 21 de mayo, ya hay 14 personas que salieron de la calle y que tienen una pensión para dormir cada noche. Queremos evitar las muertes por hipotermia y queremos estar presentes.

-En las últimas semanas se registró una corrida cambiaria y luego se dio un acuerdo con el FMI. ¿Cómo afectan estas cuestiones a la Argentina?

-Lo que pase depende de nosotros, ya lo dijo el Presidente. Y de nuestro compromiso por mejorar. Yo creo que este aumento del dólar va a tener un impacto positivo para esta ciudad, porque va a favorecer el turismo interno. Mucha gente que antes elegía viajar afuera, ahora va a elegir la ciudad de Mar del Plata. Nosotros vamos a trabajar igual que el año pasado para que la gente vuelva a Mar del Plata y para que se genere empleo. En el último año la ciudad creció en 25 mil puestos de trabajo y eso hizo que hoy todos los marplatenses puedan ver a través del Indec como su nivel de desocupación bajo. Tenemos que tomar estas turbulencias que hemos tenido para aprender a mejorar a través de ellas.

-¿Cómo ve a Mar del Plata y qué cree que le hace falta?

-Todavía a esta ciudad le faltan muchas obras. Venimos haciendo muchas, que son básicas, como el acueducto, como el gasoducto que ya empezó, como el caso del agua potable y las redes de cloaca en Camet; hay varios barrios que el gobierno nacional está integrando, como el caso de El Martillo o Belisario Roldán. También tenemos la inversión en energía que hicimos en la ciudad y en la región, la Ruta 88, la iluminación de la Ruta 11... La verdad es que hicimos mucho pero todavía también falta mucho. Asfaltamos 400 calles de esta ciudad, pero faltan muchas para asfaltar. El hospital Interzonal tiene la guardia hecha, una terapia nueva y más camas, pero todavía nos faltan los consultorios.

-En los últimos 18 meses hubo tres hechos distintos con embarcaciones pesqueras de Mar del Plata. Los familiares piden la renovación de la flota pesquera, que tiene más de 30 o 40 años. ¿El gobierno bonaerense piensa revisar esa cuestión?

-Primero me parece fundamental cuando sucede una cosa como esta, además de que se acompañe a la familias, que la Justicia determine las responsabilidades. No solamente pensar cómo hacer a futuro para evitar estas situaciones, sino dictaminar si realmente fue un accidente que no podía evitarse o si hubo algo que no estaba previsto. Y que no quede impune. Tenemos el antecedente del Repunte, ahora el caso del Rigel, me parece que tenemos que tener una Justicia que establezca claramente lo que pasó, para que eso le lleve alivio y paz a las familias y que se determinen responsabilidades. También entiendo que en la pesca, el 80% de lo que se exporta pasa por este Puerto. Tienen una enorme oportunidad con este tipo de cambio. Y esa rentabilidad que surge de esa oportunidad tiene que poder terminar en la renovación de la flota. Más allá de las oportunidades que brinda el Banco Provincia… Hemos estado muy cerca del Puerto: varias veces me reuní con empresarios y sindicatos. Pero acá hay una responsabilidad empresaria, en la que cada uno tiene que hacerse cargo de su parte. Y saber que cuando se manda a pescar a un grupo de hombres o a una tripulación, todo tiene que estar en condiciones. Por supuesto que hay líneas productivas, que además son muy accesibles en tasa comparada con las tasas que hay en bancos privados… Hoy hay una enorme oportunidad: hay recurso marítimo y además hay un mundo que nos quiere comprar y un tipo de cambio favorable. Aprovechemos esa oportunidad, no sólo para dar más trabajo sino para dar mejor trabajo. Para blanquear a los trabajadores que están en negro, para renovar la flota, para cubrir deudas que todos sabemos que el Puerto tiene, que en un momento de crisis no le podemos pedir, pero que en un momento en el que el sector puede funcionar mejor, sí se lo podemos exigir.

-Familiares de los tripulantes de El Repunte señalaron que presentaron proyectos para que mejoren distintas cuestiones y que no han tenido respuestas, ¿usted está al tanto de eso?

-Es muy difícil reparar cuando uno ha perdido a una persona querida en una situación como esa. Yo los he recibido, me reuní dos veces con ellos y nuestro compromiso, desde lo que la Provincia puede hacer, fue acompañar desde el ministerio de Agroindustria, sé que el ministro Sarquís estuvo varias veces reunido con ellos. Se pidió que se contratara a una empresa especializada en pericias y lo hicimos. Lo único que les pedimos a todos los familiares fue que estuvieran todos de acuerdo, para que después no hubiera ninguna observación judicial. Hemos venido trabajando. Yo igual creo que cuando alguien pierde a un ser querido de esa manera, no hay reparación ni hay consuelo posible.

Comentá y expresate