La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal repudió el secuestro y la tortura de la docente en Moreno. Consideró que "se cruzó un límite" y que "la Justicia tiene que actuar hasta encontrar a los que la hicieron".

"Lo que pasó fue muy grave, para mí se cruzó un límite en relación a la educación en general y a la maestra en particular. No es la primera vez que se cruza. Hemos tenido docentes agredidos, amenazados y en el caso de algunos municipios, como Berisso, hubo amenazas de bomba en las escuelas. Límites que nunca deberían haberse cruzado", sostuvo la gobernadora.

En este sentido, agregó: "Nuestra responsabilidad es hacer lo que hicimos, repudiarlo. El ministro de Educación habló con Corina, yo también hablé con ella. Pero el daño ya está hecho y por eso la Justicia tiene que actuar. Hablé con el procurador de la Provincia, sé que está trabajando, que la Fiscalía está investigando, que hay cámaras que han filmado el auto. Quiero que encuentren a los que lo hicieron y que no quede impune".

Luego la gobernadora fue tajante: "Que haya un mensaje de que con las escuela, con los docentes y con los chicos, no".

El miércoles, el gremio Suteba había denunciado que la docente Corina De Bonis fue secuestrada, torturada y amenazada de muerte por "hacer ollas en vez de dar de clases", lo cual fue ratificado este jueves por la propia maestra. Con un punzón, le escribieron en el cuerpo "dejá de hacer ollas" y le dijeron varias veces que "volviera a dar clases ".

"Me subieron (al auto), y pasó todo lo que saben. Ahora no puedo dar detalles de ese episodio. Pero no pude ver caras porque tenía una bolsa en la cabeza", contó, en estado de shock.

Comentá y expresate