La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró hoy que le sobra "garra y corazón" para estar en la provincia "acompañando a los bonaerenses en la difícil", y al presidente Mauricio Macri "en los próximos cuatro años", en un mensaje que pronunció al inaugurar una planta potabilizadora de agua en Punta Lara, en el partido de Ensenada.

"Me sobra garra y corazón para estar acá en la provincia acompañando a los bonaerense en la difícil los próximos cuatro años, y acompañando al Presidente en los próximos cuatro años", dijo la mandataria provincial al compartir un acto con Macri, en Punta Lara. Agregó que entre los bonaerenses y ella "hay equipo", así como también lo hay con el Presidente. "Hay equipo", dijo, y apuntó: "Sin mentira, laburando todos los días y haciendo cosas como éstas".

Antes, al hablar de las obras de rehabilitación y modernización de la Planta Potabilizadora Donato Gerardi, que hoy se dejaron inauguradas, Vidal habló de cinismo.

"Ahora van a tomar agua potable de verdad, con caños nuevos, con bombas que funcionan, luego de que durante sesenta años nadie los cambiara, por eso no es una obra más, y permite mostrar cuál es el camino que hoy se está discutiendo en el país y en la provincia, que enfrenta el cinismo de los que dicen que vos le importas pero mientras tomas el agua de ese caño, total no lo ves y el agua sale igual", dijo.

Agregó que en anteriores casos de inundaciones, luego llevaban "la chapa, el colchón y el bidón de lavandina", pero no hacían obras, y recordó la obra que hizo el presidente Macri en arroyo El Gato.

"Con ese mismo cinismo cuando pagabas la garrafa más cara que la factura de gas", dijo, y agregó: "Vale la pena discutir este camino, más largo, más profundo, más fácil de cuestionar, pero es el de verdad, con hechos concretos".

Las obras en la planta potabilizadora Donato Gerardi beneficiarán a 800 mil pobladores de los municipios de La Plata, Berisso y Ensenada.

Comentá y expresate