Acompañada por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, aseguró que en las elecciones de octubre serán “millones” los que dirán que “estamos acá y queremos seguir cambiando porque ya nos pudimos poner de pie y ahora queremos avanzar”.

“El pasado con caras nuevas, y otras que conocemos muy bien, nos quiere hacer creer que se van a encargar de cuidarnos, pero no van a ser ellos porque no pueden hacerlo, seremos nosotros”, insistió la mandataria en el acto de lanzamiento de candidatos provinciales del que también participaron el precandidato a vicepresidente de la Nación, Miguel Ángel Pichetto, y el actual vicegobernador bonaerense y otra vez compañero de fórmula de Vidal, Daniel Salvador.

En un hotel céntrico de la ciudad de La Plata se desarrolló este acto en el que ambos candidatos fueron profundos en los mensajes para pedir a los votantes que acompañen este proceso que comenzó hace tres años y medio y que busca extenderse por otro mandato.

"Nunca nos daremos por vencido ni un minuto para esa provincia que todos nos merecemos. Por eso los necesitamos", dijo Vidal ante intendentes, diputados y senadores provinciales y nacionales, precandidatos en los distintos niveles de gobierno y funcionarios de alto rango, entre ellos el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, y el ministro de Seguridad bonaerense y primer candidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, entre otros.

Se refirió a la oposición y recordó que estuvieron al mando del país y en particular la provincia durante buena parte de las últimas tres décadas. “En 2015 somos millones los que dijimos 'basta' al sistema que nos gobernó 28 años", dijo sobre la continuidad que tuvo el justicialismo al mando de la provincia.

Admitió la gobernadora que todavía queda mucho por hacer y que “duele lo que falta”, aunque remarcó que tienen un proyecto a desarrollar porque entiende que en las elecciones de octubre “se definen los próximos 20 años para nuestros hijos".

Del último gobierno en la provincia dijo que “dejó una bomba estallada” y citó presencia de narcotráfico y prevalencia del juego. “Decían que era un país de tránsito (de droga) y las madres amanecían con cadáveres en sus casas; nos decían que la patria es el otro y en 20 años pusieron 46 bingos; nos dijeron que había menos pobreza que en Alemania y que si la villa crecía en alto era por el progreso", afirmó Vidal.

Acusó además de inaugurar “centros de salud sin médicos, había hospitales en riesgo de demolición, no había ambulancias y había 15 mil policías entrenados a las apuradas para la campaña pero que nunca habían tirado un tiro. "Vamos a ser nosotros los que los vamos a cuidar. No van a ser ellos. Vamos a ser los que hace tres años peleamos para poner a la provincia de pie. Ya empezamos, ya es una realidad", señaló.

Comentá y expresate