La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal volvió hoy a pedir el voto a favor del frente Juntos por el Cambio en las PASO del próximo domingo y señaló que la respuesta a los problemas de la inflación o la pobreza no se van a resolver yendo "para atrás". "Para atrás es viajar en un tren sin freno automático y que te pase la tragedia de Once", afirmó.

"Para adelante -agregó- es que todos los trenes metropolitanos tengan freno y que se abran tres talleres ferroviarios después de 20 años y que le den trabajo a 200 personas".

La mandataria provincial, además, aseguró que el Gobierno no evalúa impulsar una reforma laboral y previsional, y admitió que durante su gestión tuvo "mucho miedo", sobre todo por los cambios implementados en la policía bonaerense. "Había y seguramente sigue habiendo situaciones de corrupción, pero no hay impunidad, de eso estoy segura", afirmó.

Vidal dijo que la pobreza y la inflación "son problemas que no empezaron en 2015", aunque remarcó que "tampoco empezaron con el kirchnerismo".

"Lamentablemente, la Argentina lleva muchos años con esos problemas. Pero no es volviendo para atrás como se va a resolver, sino yendo para adelante", sostuvo Vidal durante una entrevista ofrecida en América TV.

La mandataria aseveró que "Mauricio (Macri) empezó un camino. Estos años fueron los años más duros de este camino" y remarcó: "No desconozco que han sido años difíciles, pero siendo amigos de Venezuela e Irán no vamos a crecer. No es volviendo para atrás cómo se va a resolver, la gente que quiere mejorar su futuro va para adelante".

Expresó además que las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del próximo domingo "son una oportunidad para ver qué piensa la gente" y pidió a los bonaerenses "que nos acompañen con su voto".

Insistió en ese sentido que "parte de lo que se pone en juego es pasado y futuro, hechos concretos y valores, democracia, integración al mundo".

Comentá y expresate