El conductor de un Audi evadió un control de alcoholemia a la altura del Torreón del Monje y fue interceptado minutos después, a la altura de la fuente de aguas danzantes.

El hecho ocurrió en la madrugada de este lunes, cuando el conductor hizo caso omiso a las indicaciones del personal de tránsito y, al salir de un semáforo, esquivó el control y aceleró para escapar por Boulevard Marítimo.

Un operador del Centro de Operaciones y Monitoreo visualizó la situación y, desde la central de operaciones, realizaron el seguimiento del vehículo hasta que el personal de Tránsito logró interceptarlo.

El conductor se negó a realizar el test de alcoholemia y el vehículo fue secuestrado por faltante de documentación.

Embed

Comentá y expresate