Según detallaron activistas y vecinos del lugar, el derrame ocurrió el domingo a la mañana en las instalaciones de la ex Moliendas del Sur. Parte de los desechos fueron a parar al mar.

La situación fue advertida por los guardavidas de la zona y las personas que pasaron por el lugar aseguraron que "el olor era nauseabundo".

El liquido, que provenía de un tanque metálico roto, tiñó el agua de un color amarillo. En el predio donde funcionaba la empresa hay tres tanques de este tipo que están a la intemperie y pueden ocasionar otro impacto al medio ambiente.

Embed

Comentá y expresate