El Consorcio Portuario Regional Mar del Plata afirmó que en junio iniciará la segunda etapa de la obra de dragado que comenzó en 2017 con el objetivo de remover la arena acumulada en la boca de acceso y en los espacios interiores inmediatos a la Escollera Sur.

El material esta oportunidad será volcado de manera directa sobre el frente de costa para ampliar la superficie seca del complejo de balnearios de Playa Grande. A la par de este emprendimiento, continuarán las tareas de remediación de sedimentos que se habían removido y resguardado durante anteriores procesos de dragado (incluido otro parcial realizado en 2015) y requieren ser tratados en recintos cerrados.

El tratamiento de estos residuos con la remediación ambiental apropiada servirá para transformar la arena, que luego será utilizada en obras y en las playas.

Con un costo de casi 10 millones de pesos -que también asume el Consorcio – y siempre bajo supervisión del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) se procesan estos materiales en geotubos mediante un tratamiento único en Latinoamérica y pionero en Argentina. Ya reciclados quedan aptos para mezclas con cementos que serían utilizadas en futuras obras de este puerto, entre ellas el desarrollo de una terminal logística donde hoy están emplazados los silos y el elevador de granos.

Mediante cañerías se verterán esos sedimentos que permitirán ampliar el frente de playa de casi 500 metros que se extiende desde la Escollera Norte hasta el espigón inmediato.

Embed

Comentá y expresate