El argentino Leo Messi, decisivo con tres goles y una asistencia al uruguayo Luis Suárez, se destapó en el triunfo de Barcelona por 4-2 en el campo de Sevilla, lo que afianza a su equipo en el liderato para llegar con el ánimo muy alto al Clásico de dentro de cuatro días en el Santiago Bernabéu en la Copa del Rey. Fue el hat-trick número 50 en la carrera del rosarino.

Sevilla hizo un gran primer tiempo, en el que se fue con 2-1 al descanso con goles de Jesús Navas y el argentino Gabriel Mercado gracias a su intensidad, aunque Messi ya apareció para empatar 1-1.

A partir de ahí el astro argentino emergió en el segundo tiempo para dar una victoria crucial a su equipo con dos tantos más y una asistencia a Suárez, que hizo el 4-2 en el tiempo añadido.

Embed

Embed

Embed

Comentá y expresate