La localidad bonaerense de Adolfo Gonzales Chaves se convirtió en noticia por un hecho de violencia en el fútbol: dos jugadores golpearon salvajemente a una árbitra en el partido que disputaban el Club Deportivo Universitario y el Deportivo Garmense, por la Tercera División de la Liga Regional Tresarroyense.

Las imágenes de la agresión son elocuentes. Todo ocurre en medio del segundo tiempo del partido, cuando el jugador Cristian Tirone, entrara en escena después de que la árbittra, Magalí Cortadi, mostrada una amarilla: el jugador de Garmense la agrede cobardemente con una trompada desde atrás, a la altura de la nuca.

El golpe provocó la caída de la árbitra. Pero, cuando estaba en el suelo, otro jugador se sumó a la agresión y le dio una patada en el piso. La llegada de los árbitros asistentes y de la policía evitaron que todo para a mayores.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate