Un joven de 21 años recibió una brutal golpiza el último domingo por la madrugada en Pinamar. La víctima fue atacada por un grupo de jóvenes de Mar del Plata, que fueron liberados a las pocas horas. El hecho ocurrió alrededor de las 5, en el playón de la estación de servicio YPF, ubicada en Júpiter y Constitución.

En diálogo con Ahora Mar del Plata, la víctima, identificada como Facundo Maya, se refirió al violento ataque y contó que “salíamos del boliche Pink e íbamos a la YPF a comer una hamburguesa con dos amigos y tres amigas. Cuando estamos cruzando la calle, a una cuadra de la estación de servicio, una camioneta pasó a toda velocidad y casi nos atropella”.

Según la versión del joven, “nos dio bronca que casi nos atropellen y les gritamos algunas cosas y ellos siguieron su camino. Cuando llegamos a la estación de servicio, fuimos al baño y cuando salimos los vimos llegar. Se bajaron y nos empezaron a pegar. A mis amigos también los golpearon”.“Cuando me terminaron de pegar sentía que me iba a desmayar, pero mis amigos me mantuvieron despierto, me daban algunas cachetadas en la cara para que no me duerma”, agregó.

Golpiza joven pinamar

Según Facundo Maya, los jóvenes “eran más de 8, porque se bajaron de una camioneta Ram y de un Audi. Pero la policía sólo pudo encontrar a 5”. Y agregó: “Los únicos que nos ayudaron fueron los policías de la Comisaría que está a una cuadra. Me parece re injusto todo, porque el fiscal los liberó sin ver el video. No habló conmigo y tomó a la situación como su hubiera sido una riña”.

PINAMAR 2.jpg

La víctima estuvo hasta las 11 en el hospital, donde recibió curaciones por sus politraumatismos. “Tengo que esperar que se me abra el ojo. Apenas puedo comer, porque tengo la mandíbula muy golpeada. Y tengo mucho dolor en la cabeza”, explicó.

PINAMAR 3.jpg

Miriam, la madre de la víctima, resumió las sensaciones tras la golpiza que sufrió su hijo: “La sacó barata, porque ni a una bolsa se le pega así. Dios me lo protegió, porque podía no haber contado el cuento”.

Comentá y expresate