Embed

Entre cuatro policías logró escapar el asaltante que protagonizó la violenta, y audaz, salidera bancaria en pleno centro de La Plata. Ya lo tenían controlado, pero él todavía permanecía arriba del Volkswagen Gol del agente de civil al que, a punta de pistola, había amenazado para robarle el auto.

Una confusión con el policía que estaba de civil, al que creyeron un delincuente, hizo que el ladrón aprovechara para acelerar a fondo el coche. El chirrido de las gomas se hizo escuchar y la fuga tuvo éxito, en medio de los tiros que hizo el mismo dueño del vehículo para intentar detenerlo.

La secuencia fue filmada con su celular por un vecino. "¡Se escapó el hijo de puta. Qué pelotudos que son!", exclama el autor de la grabación que se viralizó en las redes sociales. Los policías que intervinieron, en tanto, serán objeto de una investigación para determinar si actuaron con negligencia o si lo hicieron correctamente ante una situación violenta.

La salidera se registró ayer, a las 10.20, en las escalinatas del banco situado en la avenida 7, entre 45 y 46, donde hay una fuerte presencia de policías, paran diversas líneas de micros y a metros de la Facultad de Ciencias Económicas y el Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata.

Osvaldo Calcaterra (65), quien se presume se dedica a la venta de dólares en la vía pública, se retiraba de la entidad con un millón de pesos (en distintas monedas) cuando fue interceptado por dos ladrones armados, quienes se abalanzaron sobre la mochila que llevaba el hombre.

Calcaterra se resistió al robo y los delincuentes lo balearon en el brazo izquierdo, la rodilla izquierda y el pie derecho.

Tras cometer el ataque, los ladrones escaparon corriendo, lo que fue advertido por varios agentes policiales que se hallaban en el lugar, quienes hicieron más de una decena de disparos hacia los delincuentes, lo que provocó pánico entre los transeúntes.

Uno de los asaltantes ingresó a Facultad de Ciencias Económicas, luego cruzó una calle y en las calles 48 entre 5 y 6, intentó robar un auto Volkswagen Gol Trend rojo, en cuyo interior estaban un policía vestido de civil y su esposa embarazada.

El suboficial Matías Nahuel Calandria (21) contó: "Veo que viene un hombre corriendo, se saca una campera y saca el arma que tenía en la cintura. 'Bajá del auto', nos dice".

"Cuando dice eso mi mujer embarazada se baja y sale corriendo. Yo forcejeo con él, ahí se le escapó un disparo y pude reducirlo contra el auto", recordó el agente.

A pesar de esto, relató que "otro efectivo que lo venía corriendo ayudó a retenerlo adentro del auto pero después vino un teniente primero, se metió en el medio y ahí el caco lo empujó y se dio a la fuga en el auto".

El vehículo robado fue hallado más tarde abandonado en las calles 41 entre 1 y 2 de La Plata, pero el ladrón y su cómplice continúan prófugos.

Según confirmó la Policía, el robo no fue concretado, ya que en su fuga uno de los ladrones arrojó la mochila de Calcaterra.

El hombre baleado fue trasladado por una ambulancia del SAME al hospital General San Martín, donde quedó internado en estado de observación.

En el lugar se secuestraron siete vainas servidas y la pistola marca Bersa calibre 9 milímetros que el policía que forcejeó con uno de los delincuentes logró quitarle.

El martes, un hombre de 63 años, empleado de la Legislatura bonaerense, fue interceptado por dos jóvenes en las calles 5 entre 46 y diagonal 77, de La Plata, luego que retirara de la Casa Matriz del Banco Provincia unos 36.000 pesos.

Los delincuentes arrebataron el bolso tipo morral que llevaba la víctima y escaparon.

Comentá y expresate