Un empleado de un reconocido bazar de la ciudad echó a un delincuente arrojándole platos y ollas. El hecho ocurrió en este fin de semana en una sucursal de "La casa de la repostera".

El ladrón ingresó armado al local, ubicado en la esquina de Rawson y Sarmiento, cerró la puerta y comenzó a amenazar a los empleados que estaban cumpliendo sus tareas.

Una empleada al ver el arma de fuego se fue hacia la parte de atrás del local, mientras que uno de los empleados increpó al delincuente y comenzó a tirarle los productos de cocina que tenía a su alcance.

Embed

El delincuente, sorprendido por la situación, comenzó a retroceder y salió corriendo por la puerta. El joven lo persiguió unos metros con una sartén en la mano pero finalmente volvió al local.

Embed

Los propietarios del lugar denunciaron que es el segundo intento de robo que sufrieron en la última semana.

Comentá y expresate