Al menos 6 ciudadanos chinos murieron este lunes después de que un colectivo fue tragado por un agujero que se formó de la nada en el asfalto.

El chofer se detuvo en una de las paradas habituales de Xining, la capital provincial de Qinghai, al noroeste del país, cuando de repente la mitad del vehículo queda atrapado bajo tierra.

Embed

Según informaron los medios locales, el incidente que ocurrió a las 17.30 (hora local) dejó como saldo seis fallecidos y otras cuatro personas que se encuentran desaparecidas.

Además, según indicó la televisión pública CCTV, la caída del vehículo a este gigantesco pozo también provocó una explosión en el lugar, por lo que de inmediato llegaron los bomberos y fuerzas de seguridad.

Ahora los investigadores se encuentran trabajando para esclarecer cuáles fueron las causas del accidente, y qué fue lo que provocó que se generara este enorme cráter. Para el rescate tanto de las personas como del colectivo debieron emplearse grúas.

Este tipo de incidentes suele ocurrir con cierta frecuencia en China: lo mismo ocurrió en la ciudad de Zhengzhou en 2016, cuando varios peatones cayeron en un agujero que se habría provocado en el asfalto por las incesantes lluvias.

Además, en el 2013 murieron cinco personas en un barrio de Shenzhen cuando otro agujero de unos 10 metros de profundidad se abrió sorpresivamente.

Comentá y expresate