Un momento de tensión e incertidumbre se vivió en la pista del Súper Bailando cuando Luciana Salazar se descompensó durante la coreografía y terminó en los brazos de su bailarín Gonzalo Gerber.

“¿Estás bien Lu?”, preguntó Tinelli cuando vio que la participante no podía mantener el equilibrio y casi se desmayó en los brazos de su bailarín.

No, estoy re mareada. Me mareé mal. Perdón, no sabía donde estaba. Nunca me pasó esto”, comentó Luli.

Ante la situación, Marcelo Tinelli pidió el ingreso del doctor Laboniapara que asistiera a la modelo, quien estaba visiblemente mareada.

Embed

Yo la vi que se equivocó y la vi mareada. Estaba grogui desde que salió un paso medio trabado”, comentó el conductor de ShowMatch, al tiempo que el médico acompañó de la pista a Luciana.

Embed

Comentá y expresate