El monseñor Gabriel Mestre bendijo las tablas a los surfistas de la playa Waikiki en vísperas de la Navidad. “Para que los bendiga a cada uno de ellos”, sostuvo.

“Les agradezco la invitación del padre Santiago que es parte del grupo. El deporte tiene que ver mar, tiene que ver con el viento, tiene que ver con el aire. Que el señor los bendiga”, expresó el obispo de la diócesis de Mar del Plata.

Tras realizar la bendición a los deportistas, Mestre se metió al mar con ellos para disfrutar de la jornada de calor.

Embed

Comentá y expresate