Juan José Kunert volvió a deslumbrar a todos con su violín, esta vez en un escenario soñado: frente al mar y junto a la Fragata Libertad. El pequeño de 10 años fue invitado a tocar el himno nacional argentino.

Embed

El niño se hizo conocido hace unas semanas en las redes sociales por tocar el instrumento para sus vecinos de carpa en una playa del sur de la ciudad.

Julia, su mamá, es profesora de música y fonoaudióloga y contó que Juanjo desde la panza estuvo entre melodías. “Desde chiquito le gustó la música, mucho no se acuerda por qué eligió el violín pero fue después de primer grado que eligió estudiar ese instrumento. Veía un programa de niños que estudiaban música, programas de ese tipo, quizá fue eso. Pasó el verano e insistía tanto que averiguamos para que estudie, empezó en la sociedad de fomento del barrio Alfar, con el profesor Matías Ramos, con un proyecto municipal”, relató la mujer a Ahora Mar del Plata.

violinista 2.jpg

El pequeño es primer violín de la Orquesta Infanto Juvenil de la ciudad y toma clases particulares con una profesora rusa. “Ama la música, lo piensa como algo a largo plazo, está muy entusiasmado con la idea de seguir estudiando. Le gusta componer en un programa de computadora, tiene un par de obras, hizo una obra para tocar juntos, yo el piano y él el violín. Ahora pasó a quinto grado, estudia en el colegio Gutemberg y en ese colegio se van a Alemania de intercambio, en sexto, y ya piensa en quedarse a estudiar música en Europa”, sostuvo.

Embed

Julia lo define como un “hombrecito” cuando lo escucha hablar: “Piensa a la música como su trabajo, lo dice seriamente. Quiere vivir de la música, trabajar, dar clases, prepararse, escucha música clásica. Escucha violinistas conocidos y mucha música clásica. Para mí como mamá es emocionante y maravilloso compartir esto. Es algo sano, tenemos el beneficio de tener ese proyecto social que es la orquesta, en la que pueda acceder cualquier niño de 8 a 18 años que quiera probar un instrumento sin saber tocarlo y sin tenerlo”.

fragata violinista.jpg

"Juan José aprendió a leer música a los 8 años y es el orgullo de la familia. No siempre lleva el violín, porque va a hacer actividades de playa. Ese día lo llevó y empezó a tocar en el fin de la tarde. Ahora ya le piden los vecinos de carpa o los profes de las actividades recreativas”, concluyó.

Comentá y expresate