Un terrible choque de cabezas sacudió el partido entre Lanús y Aldosivi. En un trámite chato, se jugaban 7 minutos del segundo tiempo cuando Ian Escobar disputó una pelota dividida en el aire con el paraguayo Iván Cazal, quien involuntariamente le cabeceó la sien. Escobar, de 26 años, cayó desplomado y generó la conmoción de compañeros y rivales, que quedaron shockeados al ver que no reaccionaba.

Todos los jugadores involucrados en el partido pidieron desesperadamente el ingreso de la ambulancia. Santiago Silva, que estaba cerca de la acción, fue uno de los primeros en intentar auxiliar a su compañero, pero a los pocos minutos rompió en llanto al ver que se trataba de una situación seria. Finalmente, el partido se reanudó luego de un largo parate y Escobar se recuperó en un hospital de la zona.

El parte médico de Aldosivi brindó tranquilidad en el transcurso de la tarde. "El jugador tuvo un traumatismo de cráneo con pérdida transitoria del conocimiento. Se le hizo una tomografía computada y permanecerá en el sanatorio Finocchieto durante 48 a 72 hs, siendo evaluado por un neurocirujano", indicó el club marplatense.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate